Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

El temor más grande

Por: Claudia Peña Claros Cuando has perdido todo, pero absolutamente todo ¿qué es lo último que queda? ¿Cuál es el último reducto que te permite persistir en la existencia, en el ser? Es el cuerpo. Lo básico es el cuerpo. Es la casa, la fuente, el lugar de donde sales cada día para ser y para estar en el mundo. Y eso que pareciera obvio, de tan básico, es algo que a muchas mujeres se nos niega. Cuántas de nosotras no hemos sido desgarradas en algún momento de nuestra vida, cuando constatamos que el cuerpo, ése que habitamos, nos ha sido arrebatado, nos ha sido enajenado, nos ha sido expropiado en lo concreto y en lo cotidiano que debiera ser que yo, mujer, pueda disponer de mi cuerpo. Resulta que yo, con mi cuerpo, quiero salir a la calle a jugar fútbol con los chicos del barrio: no puedo porque soy mujer y ya se dice que parezco marimacho. Resulta que no me gusta usar vestido: pero en el colegio las niñas llevan falda y los niños pantalón aunque sea invierno. Resulta que

Siria y la obscenidad moral

  Por: Olga Rodríguez Se habla de una inminente intervención militar en Siria. Hay quien lamenta que no se haya producido antes, que Estados Unidos y sus aliados no “reaccionaran” hasta ahora. No ha sido desinterés, sino más bien una apuesta estratégica calculada. Desde hace más de dos años Rusia e Irán apoyan militarmente al régimen sirio. A su vez, diversas potencias occidentales, así como sus aliados en Oriente Medio, intervienen en Siria de forma más o menos subterránea, proporcionando armas e información de inteligencia a los rebeldes. Francia y Estados Unidos, entre otros, han suministrado ayuda militar a los grupos armados de la oposición. La CIA y los servicios secretos británicos trabajan en el terreno apoyando a los rebeldes sirios y aconsejando a los países del Golfo sobre los grupos a los que deben armar. El material bélico facilitado a los rebeldes que luchan contra Assad ha llegado principalmente a través de los países del Golfo y Turquía, y ha sido medid

Desidentización y conciencia indigena-originario-campesina

Por: Arturo D. Villanueva Imaña  Perplejidad es la reacción que ha causado conocer los datos finales del censo nacional del año 2012, en lo que respecta a la autoidentificación étnico cultural de la población boliviana. Inmediatamente se ha hecho explícita una inquietud (inclusive presidencial que expresaba sorpresa y duda) relacionada con lo que se denomina como el sujeto social hegemónico y la centralidad y protagonismo que tiene (o se espera que debería tener lo indígena-originario-campesino) en el proceso de cambio y transformación democrático cultural del país. La inquietud no es menor, porque los datos censales muestran que entre 2001 y 2012 se ha reducido de 62% a 41% la población autoidentificada étnica y culturalmente (algo más de 336 mil personas). Y es que detrás de la perplejidad expresada frente a los datos censales, se plantea en realidad un asunto central: si la mutación indentitaria implica también un cambio de conciencia [1] en este sujeto social pro