Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2020

Bolivia bajo la trifulca de los jinetes del Apocalipsis

Por: Ollantay Itzamná Érase una vez, un país vilipendiado y empobrecido (por casi dos siglos de República fallida), que por obra/sacrificio casi “milagroso” de sus prominentes movimientos sociales recobró su dignidad, y comenzó a crecer económicamente por encima del 4% anual (cuando sus vecinos apenas alcanzan el 2% promedio) por más de una década continua. Consiguió una inédita estabilidad política. Llegó a ser reconocido y estudiado como un fenómeno o milagro económico regional. Mientras en el mundo, millones de la clase media caía en la pobreza, en esa misma época, cerca de 3 millones de bolivianos dejaban de ser pobres… El país dejó de ser habitado por analfabetos y pordioseros… Por sus prominentes obras materiales y simbólicas, el país se convirtió en un envidiable modelo de “desarrollo con inclusión” para la región y el mundo. Pero, cuatro jinetes del “Apocalipsis boliviano” (Camacho, Mesa, Albarracín y Pumari), montados en una juventud ingenua y tradicional

Respetar los derechos humanos y por elecciones realmente democráticas

La situación política que vive Bolivia desde noviembre pasado hasta la actualidad sigue siendo compleja y preocupante. De allí la importancia que la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas no solo se pronuncie sobre la “sistemática” violación de los derechos ciudadanos sino también que elabore un informe sobre el estado de los derechos humanos en ese país sudamericano. Así lo enfatiza un documento que en forma de Carta Abierta y con la firma inicial de cerca de 150 personalidades de varios países acaba de lanzar desde Suiza un grupo de asociaciones solidarias. ALBA-SUIZA es una de las principales promotoras de esta iniciativa (alba.petition@bluewin.ch) El documento elaborado en cinco idiomas: español , francés, italiano, alemán e inglés https://drive.google.com/file/d/1IHudKCcmvSlXAcfQY2OzukwKBuA0CSnF/view, luego de una exhaustiva descripción de los hechos acaecidos desde noviembre del año pasado, incluye demandas dirigidas a los principales actores bolivianos

El gobierno de facto en Bolivia y sus crímenes contra la humanidad

Desde las elecciones del 20 de octubre de 2019, Bolivia atraviesa la peor crisis política de su historia. El Tribunal Electoral confirmó la victoria de Evo Morales por un 47,08% de los votos emitidos con una diferencia mayor al 10% (648.180 votos) sobre el candidato Carlos Mesa por lo que fue suficiente para ganar las elecciones en primera vuelta.  La primera afirmación de fraude por parte de la OEA desencadenó violencia de parte de los grupos de choque de la oposición que quemaron los tribunales electorales departamentales y sedes del partido Movimiento Al Socialismo MAS-IPSP. Muchas autoridades como la alcaldesa de Vinto en Cochabamba Patricia Arce, el ex viceministro de interculturalidades Feliciano Vegamonte, el presidente de la cámara de diputados Víctor Borda, el ministro de minería César Navarro y sus familias fueron secuestrados y brutalmente agredidos obligándolos a renunciar a sus cargos.  El amotinamiento de fuerzas policiales en todo el país y las FFAA acuartela

Pronunciamiento por los hechos de la plazuela Cala Cala

El   viernes 17 de enero de 2020 todas y todos fuimos testigos silenciosos, una vez más, de una deplorable actuación del grupo denominado Resistencia Cochala, que expulsó a un grupo de mujeres de pollera de la plazuela de Cala Cala utilizando la fuerza y vociferando palabras como fuera, fuera, salgan de aquí carajos de mierda, hijas de P.. mierda salgan de aquí carajo…. Estos hechos traen a la memoria la época colonial, cuando el poder oligárquico prohibía a indias e indios circular libremente por calles y plazas principales, instaurando límites entre la república de blancos y la república de indios. Actos de este tipo constituyen un retroceso de los avances sociales logrados en relación a los derechos indígenas en nuestro país y señalan una peligrosa restauración de colonialismo interno. Este es uno de varios actos de discriminación y racismo que la sociedad boliviana ha presenciado en el último tiempo, cuyo blanco son sobre todo mujeres indígenas, campesinas de polle

Golpe de Estado en Bolivia, fascismo y millonarios

Parte V Por: Max Blumenthal ( Traducción de Rebeca González) Camacho con el presidente colombiano Ivan Duque en mayo Cortejando a la derecha regional, preparando el golpe Mientras Daza reunió protestas fuera de las embajadas bolivianas en Europa y Estados Unidos, Fernando Camacho permaneció detrás de escena, presionando a los gobiernos de derecha en la región para bendecir el próximo golpe. En mayo , Camacho se reunió con el presidente de extrema derecha de Colombia , Iván Duque . Camacho estaba ayudando a encabezar los esfuerzos regionales para socavar la legitimidad de la presidencia de Evo Morales en la Corte Interamericana de Derechos Humanos , buscando bloquear su candidatura en las elecciones de octubre.   Ese mismo mes, el agitador boliviano de derecha también se reunió con Ernesto Araújo, canciller de la administración ultraconservadora de Jair Bolsonaro en Brasil. A través de la reunión, Camacho aseguró con éxito el respaldo de Bolsonaro p

Golpe de Estado en Bolivia, fascismo y millonarios

Parte IV Por: Max Blumenthal ( Traducción de Rebeca González) Presunto asesino del conspirador Michael Dwyer con sus armas Un complot de asesinato vincula el derecho de Bolivia a los fascistas internacionales En abril de 2009, una unidad especial de los servicios de seguridad bolivianos irrumpió en una habitación de hotel de lujo y mató a tres hombres que, según se dice, estaban involucrados en un complot para matar a Evo Morales . Otros dos individuos quedaron en libertad. Cuatro de los presuntos conspiradores tenían raíces y vínculos húngaros o croatas con la política de derecha en Europa del Este, mientras que otro era un irlandés de derecha, Michael Dwyer , que había llegado a Santa Cruz solo seis meses antes. Se decía que el líder del grupo era un ex-periodista de izquierda llamado Eduardo Rosza-Flores que se había convertido al fascismo y pertenecía al Opus Dei , el culto católico tradicionalista que surgió bajo la dictadura de Francisco Franco