Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

El PS-1 y los socialistas

Por: Eduardo Maldonado Conocí a Marcelo Quiroga Santa Cruz y el PS-1, a través del espacio que les dieron en canal 7 para las elecciones de 1978, fue entonces que a mi muy temprana edad, la fuerza y la claridad del mensaje socialista de Marcelo me convenció. Dos años después de ese hecho que marcó mi vida, tendría el mayor sentimiento de desazón y ausencia, cuando en la sala de espera de un consultorio dental, comprendí de la charla de otros pacientes, en medio del miedo que se sentía por la dictadura, que Marcelo había sido victimado horas antes en la ciudad de La Paz. Desde entonces, volqué con más ahínco buena parte de mi tiempo en el colegio y la universidad a la dirigencia estudiantil, llegando a ser activista a tiempo completo en el frente universitario T-SUR y aunque no llegué a inscribirme formalmente al PS-1–es una historia aparte-, puedo decir que ejercí la militancia de convicción y participé del efímero intento de unidad de los socialistas en las elecciones de 19

Gramsci y las “cosas de intelectuales”

Por: Mayra García Cardentey Mi primo es mecánico, no de los que estudiaron ingeniería o los técnicos de nivel medio en transportación automotriz. No, mi primo es mecánico de calle, de la vida, de los empíricos, de los que desarmaban ventiladores antes de soplarse los mocos, y anda con las uñas bordeadas de grasa y con olor a motor de carro como si estuviera bañado en colonia. Pero mi primo no es “intelectual”, o al menos como usualmente lo clasifican. No le gusta la música de cámara, no resiste un concierto de jazz y de seguro no podrá deletrear o conocer el significado de palabras como multidisciplinario, empoderamiento, deconstrucción, panóptico o hipertexto.  Mi primo, por supuesto, tampoco sabe diferenciar entre Bukowski y Chaikovski y de seguro los confundirá con el bálsamo de Shostakovski. ¡Vamos! Que a más de uno le puede pasar eso, ¿no?   Y de seguro no sabrá que existió un Antonio Gramsci que dijo que no hay actividad humana de la que se pueda excluir toda interve

En Bolivia la Marcha por la Vida sembró el 86 “la semilla del nuevo tiempo”

Por: Aline Quispe “Ahora me voy y en mi pecho nace un grito, todos juntos compañeros ¡los mineros volveremos!”. La canción cantada ayer por Luis Rico emocionó en Calamarca al recordarse 28 años de la Marcha por la Vida aplacada militarmente por Víctor Paz en 1986. “¿Y cómo cree que no me voy a emocionar?”, preguntó con la voz entrecortada Édgar Huracán Ramírez, emblemático dirigente minero que participó de esa movilización, en el momento en que junto al presidente Evo Morales y otros exmarchistas descubrían una escultura de ocho figuras que representa a los mineros y que rinde homenaje a quienes marcharon ese agosto en contra del Decreto 21060 y el despido masivo. La obra está ubicada a un costado de la carretera, justo en el sitio donde hace 28 años unos 5.000 mineros fueron desmovilizados por tres divisiones del Ejército, incluida la Fuerza Aérea. Edgar Ramírez era en ese entonces secretario de relaciones de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros d

Diez corporaciones del mundo real que parecen salidas de la mente de un supervillano

Por: Iñaki Berazaluce Ya lo avisó en su día el documental ‘The Corporation’: Las empresas se comportan como psicópatas y, lo que es peor, no les queda otra opción para sobrevivir en este frenopático poblado por otros psicópatas que es la economía global. Pero dentro del manicomio hay muchos niveles de locura: están los locos de toda la vida, esos que quieren ganar más dinero cada año, y están los verdaderamente tarados, aquellos que son capaces de pasar por encima de cualquier comunidad o ecosistema para lograr su sacrosanto objetivo: amasar plata.          A continuación las diez empresas más malvadas del planeta (con su token español incluido): 10 Wal Mart Negocio: Gran distribución           Tropelías: Atila del pequeño comercio, negrero de sus “asociados”            ¿Pero qué tripa se os ha roto para incluir en una lista de empresas malvadas al mayor empleador de EEUU, con sus 2,2 millones de trabajadores en todo el mundo? Pues porque buena parte de esos traba

De la Revolución Democrática y Cultural a la Revolución Económica y Social

Por: Fernando Rodriguez Ureña El enorme impulso de los movimientos sociales logró concluir un proceso constituyente produciendo el texto Constitucional de Oruro, que sin duda alguna, es una propuesta mucho más avanzada que nuestra actual Constitución Política del Estado. Pese a los obligados cambios, entre una y otra, nuestro país ha empezado un conjunto transformaciones que son indudables. Sin embargo, no debemos olvidar que la aprobación del actual texto Constitucional, implicó una negociación, en los marcos del viejo congreso republicano, donde fuerzas políticas conservadoras encabezadas por Doria Medina y Tuto Quiroga condicionaron su aprobación con alrededor de 130 modificaciones, de fondo y de forma, con cambios de puntuación que le daban sentido ambiguo para la interpretación, cambios de palabras que variaban los conceptos y cambios y o supresión de párrafos íntegros que definitivamente transformaron el revolucionario texto Constitucional de Oruro. La política es co