Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2019

Venezuela: Como el 13 de abril del 2002, pueblo y FANB hicieron fracasar la asonada golpista

Por Carlos Aznárez Querían que fuera un golpe para derrocar al gobierno legítimo de Nicolás Maduro y terminaron en una pequeña asonada. Otra vez han fracasado ya que no tienen pueblo ni tampoco logran el objetivo de máxima que se proponen: el quiebre de las Fuerzas Armadas Nacional Bolivarianas. De todos modos, ya es hora de que se asuma la guerra declarada por el imperio con toda la fuerza que da el estado de derecho y se ponga entre rejas al títere de Trump Juan Guaidó. Sin dudas, su facilidad de moverse libremente, de poder anunciar hace varios días este falso “operativo Libertad” provoca estos intentos frustrados pero peligrosos. Ver las fotos y vídeos de Guaidó con el fascista Leopoldo López (condenado a 14 años de prisión) posando como “mariscales” de un golpe que no fue, enerva a quien las mire, pero más aún a ese heroico pueblo que está pidiendo desde hace rato que a los enemigos de la Revolución no hay que cederles “ni un tantito así”, como diría e Che de los yanquis

La radicalización de la política española y sus repercusiones en Bolivia

Por: Miguel Justiniano Ayer, domingo 28 de abril, se llevaron a cabo las elecciones generales en España. Aunque distan en cuanto a kilometraje, sus efectos políticos, cual “efecto mariposa” se tratase, son próximos. Para comprender las repercusiones económico-sociales y por supuesto políticas tenemos que verlas desde lo general hasta lo particular, desde la nominación e identificación del abanico de partidos y tendencias que se presentan en el tablero político español; empecemos por orden de resultados. Partido Socialista Obrero Español (PSOE) Partido clásico del ya sepultado bipartidismo convencional; con mucho de partido y español pero poco de socialista y obrero. En sus internas (2017), ante la avanzada de Podemos (ahora Unidas Podemos), el actual Secretario General y presidente del Estado español, Pedro Sánchez, intentó dar un golpe de timón hacia la izquierda, haciendo frente a los poderes fácticos internos y externos, que jugaron todas sus fichas a su contrinca