Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2016

Hiroshima y Obama

Por: Marcelo Medrano Hurtado La ceniza Eran las 8 y 15 de la mañana del 6 de agosto de 1945 cuando, a 600 metros de altitud, la bomba explotó en una bola de fuego infernal; en microsegundos, el aire hirvió a decenas de millones de grados centígrados. Abajo, se incendiaron, reventaron, se desintegraron, se vaporizaron. Tras la explosión, la onda de choque a unos treinta mil grados centígrados (cinco veces la temperatura de la superficie del sol) avanzó a velocidades escalofriantes devorando absolutamente todo. Vino entonces la segunda esfera de fuego a reforzar la primera, y se extendió por kilómetros… Luego, en la hirviente atmósfera de devastación, hubo un perfecto silencio que el viento interrumpió con la lluvia de ceniza humana de 70 mil personas. El poder Obama en Hiroshima, hace pocos días, fue directo: “Han pasado 71 años desde aquel día. Era una mañana luminosa y sin nubes. La muerte cayó del cielo y el mundo cambió”. Para el poderoso, la muerte sobre la ciudad s

Golpes suaves

Por: Reymi Ferreira En 1993 el politólogo norteamericano Gene Sharp publicó el libro De la dictadura a la democracia, que pretende ser una guía para instalar gobiernos liberales en sustitución de gobiernos no amigables con las corporaciones mundiales. El autor da 198 consejos para liderar una “revolución” no violenta, con el fin de derribar gobiernos dictatoriales o democráticos que “no garanticen el funcionamiento del libre mercado y las instituciones libres”.   El “manual” plantea cinco etapas: la primera, de “ablandamiento” a través de la guerra de cuarta generación, que consiste en la utilización de las redes y medios masivos de comunicación, mediante los cuales se cuestionan las políticas del gobierno y se instala la mentira. La segunda es la “deslegitimación”, consistente en propalar acusaciones de totalitarismo, corrupción y fraude. En la tercera se promueven diferentes formas de lucha, como toma de instituciones y bloqueos. Finalmente la fase de la fractura institucio

Enatex y las contradicciones del Proceso de Cambio

Por: Agustín Tarifa Camacho Entre los días 12 y 13 de mayo de 2016, por medio de un comunicado, se informa a todas y todos los trabajadores de ENATEX, que se haría una desinfección de plagas en cada una de las plantas. El 14 de mayo, se da a conocer el Decreto Supremo Nº 2765 que modifica la naturaleza jurídica de la Empresa Nacional Textil – ENATEX y su estructura para pasar a ser Servicio Nacional Textil – SENATEX; asimismo se dispone la cesación de operaciones industriales de ENATEX y la desvinculación de los trabajadores con la respectiva cancelación de obligaciones sociales en los plazos establecidos por la normativa laboral vigente. En otras palabras, se dispuso del despido de aproximadamente 1000 obreros y obreras so pretexto de hacer una desinfección del lugar. Dos elementos para tomar en cuenta de este hecho; el primero, que ENATEX desde hace un tiempo atrás venia presentando pérdidas, ya que los costos de producción era hasta tres veces más de lo que una prenda

No es una buena idea

Por: Freddy Morales De tanto en tanto se repite la escena como calcada: conflicto con algunos periodistas y desde los centros de poder se promueve la modificación de la Ley de Imprenta. Los argumentos también se repiten: la ley es anticuada (data de 1925), es tan vieja que ni menciona a la radio ni a la televisión, está desfasada en todo sentido, las sanciones pecuniarias que impone son ridículas, el Pacto de San José rechaza la vigencia de tribunales especiales, y que por qué los periodistas tienen un fuero especial como son los tribunales de imprenta si todo el mundo va a la justicia ordinaria... Muchos de esos argumentos son válidos si se saca de contexto el valor de la Ley de Imprenta, vigente desde hace casi un siglo, y que es defendida por la gran mayoría de periodistas. En mis tiempos de dirigencia sindical del gremio (no tan lejanos), al asumir el cargo también se juraba “defender la Ley de Imprenta”. Una característica de los últimos impulsos por modificar

Diálogo entre el Gobierno Nacional y las personas con discapacidad

Por: Ariana Campero Nava Parte 2 Partidas presupuestarias Antes de asumir el gobierno el Presidente Evo, se destinaban todos los años 40 millones de Bs. a los partidos políticos con personería jurídica, de los cuales desconozco rendición de cuentas. A partir del proceso de cambio se define que ese presupuesto, proveniente del Tesoro General de la Nación, se destinaría íntegramente y de manera exclusiva al sector de personas con discapacidad, el que sería administrado por el FENSE, dependiente del Ministerio de la Presidencia. El 2012 se decide otorgar una renta solidaria anual por el valor de 1.000 bs. –monto proveniente del presupuesto de 40 millones de bs. y equivalente al 50% de este fondo– a cada persona con discapacidad grave y muy grave (las discapacidades se dividen en: leve, moderada, grave y muy grave), al tiempo que el 50% restante del presupuesto institucional lo pasa a administrar FENSE para el desarrollo de proyectos de diferente tipo. Por ejemplo: en los 30 c

Diálogo entre el Gobierno Nacional y las personas con discapacidad

Por: Ariana Campero Nava Parte 1 Las personas con discapacidad en Bolivia han sido un sector excluido en tiempos neoliberales, pero con el proceso de cambio, la Constitución Política del Estado (CPE) y todas las leyes que se han promulgado en su favor, se ha dado un viraje a su realidad. Primeros pasos inclusivos A partir de la Constitución Política del Estado y varias leyes promulgadas –como la Ley 223, específica para las personas con discapacidad–, se establece una nueva visión a la política dirigida para las personas con discapacidad, frente a la mirada victimizante, asistencial que se daba durante épocas de gobiernos de derecha, en tiempos de cambio se dio un viraje a la concepción de lo que es la discapacidad y lo que es padecerla, a partir de una re-significación del propio concepto, cuestión importante a destacar. En estos encuentros de diálogo la propia terminología utilizada por nosotras y nosotros (las autoridades) para nombrarlos como sector, fue en