Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2018

¿Por qué hubo dictaduras militares en américa latina?

Por: Alejo Brignole El fenómeno histórico de las dictaduras militares en América Latina presenta algunos problemas de interpretación debido a que, en general, ha predominado un enfoque local para su análisis. Si bien hubo golpes de Estado y gobiernos militares autóctonos desde las primeras décadas del siglo XX en varios países, fue a partir de la segunda posguerra (desde 1945 en adelante) cuando comenzó una sistematización periódica tutelada por Washington de estos procesos políticos. Eso significó que las interrupciones democráticas respondían a metodologías que poseían patrones similares, sin importar la nación del evento. En un contexto internacional dominado por la Guerra Fría, Estados Unidos instaló en las sociedades periféricas de América Latina, África y Asia una preocupación por la “amenaza roja”. Un eufemismo para definir el peligro que significaba —desde la óptica estadounidense— la expansión comunista en los países en desarrollo. Fuertemente afectados por los diseños

Confrontar a Goni es el objetivo de las víctimas de octubre

Entrevista a Rogelio Mayta Para el abogado de las víctimas de la denominada masacre de octubre de 2003, Rogelio Mayta, el 5 de marzo de 2018 —día en que un tribunal de Estados Unidos iniciará el juzgamiento, en un proceso civil, al expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y su exministro de Defensa Carlos Sánchez Berzaín— será histórico; por primera vez en casi 15 años, las víctimas y sus familiares podrán demandar justicia a los sindicados que, finalmente, se sentarán en el banquillo de los acusados. La persistencia de Eloy Rojas, cuya hija fue asesinada, fue clave para esta iniciativa. — Tras casi 15 años de la masacre de octubre de 2003, ¿qué representa para las víctimas que este 5 de marzo se inicie el juicio civil contra Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Sánchez Berzaín? — Es una de las metas que hemos buscado por casi 15 años; la aspiración lógica cuando se ha sufrido tremendas violaciones a los derechos humanos en la denominada “guerra del gas” es obtener justicia y es

En respuesta al mensaje de los atentados de Oruro

Por: Fernando Rodríguez Ureña La derecha y la embajada norteamericana no duermen. Su objetivo de desestabilizar el gobierno de Evo Morales es una constante que cobra diferentes métodos. Hoy, se vuelve a usar el terrorismo como arma política. Su resultado, muertos inocentes, entre ellos, niños. Por eso el terrorismo como método, siempre será condenado. Debemos recuperar la memoria y retrotraernos a eventos como la granada a la marcha de la UDP, donde su objetivo era Hernán Siles Suazo, pero terminaron siendo muertos y decenas de heridos que marchaban detrás de la camioneta del líder de la UDP. Los otros eventos son la muerte de la Fiscal Von Borries o el auto bomba en el Comando Departamental de Policía de Santa Cruz. Hoy los muertos por los actos terroristas de Oruro, ya son más de una decena y esperemos que este número no se incremente. El mensaje que se envía con estos actos terroristas está dirigido a los movimientos sociales, que se preparan para movilizarse en apoyo

Los grandes grupos económicos de América Latina

Por: Pablo Quiñonez Riofrío Durante un largo tiempo, los grandes grupos económicos han sido la forma de organización corporativa dominante en América Latina. Tal como menciona Grosse (2007), estos grupos se caracterizan por estar controlados por un pequeño número de inversores – típicamente por una o dos familias - y por lo ampliamente diversificadas que se encuentran sus actividades. En la región, los grandes grupos económicos dominan buena parte de las industrias nacionales, exceptuando el sector de hidrocarburos, donde las empresas estatales tienden a ser predominantes. Además, la influencia de estos grupos y de las multimillonarias familias que, por lo general, están tras de ellos, trasciende el ámbito económico e incide directamente en las decisiones políticas que se adoptan en sus países. Si echamos un vistazo al  ranking  de las mayores empresas de América Latina en 2014 encontraremos que dieciséis de las veinticinco mayores empresas de la región, pertenecen a grandes

Apuntes para leer las movilizaciones del 21F

Por: Carla Espósito Guevara El pasado 21 de febrero se anunciaba como una jornada difícil, más aun cuando la derecha se veía envalentonada gracias al triunfo que tuvo con la derogación del nuevo código penal. Para la oposición es el segundo aniversario del triunfo del No a la modificación a la Constitución Política del Estado que le impidió la re postulación a Evo Morales y abrió, al mismo tiempo, una oportunidad para que la oposición pueda disputar el poder político; para el oficialismo por su parte, representa el día del triunfo de la mentira, es decir de una nueva forma de hacer política en la que las campañas mediáticas tienen el poder de imponer nuevas realidades. Aunque este fue un paro en el que las calles secundarias se vieron bloqueas más por objetos que por personas, es decir, mesas, sillas, masetas, autos de lujo y basureros, que a falta de gente bloqueaban las calles, no puede decirse lo mismo de las principales avenidas en las que la oposición logró hacer pre

Residuos de la ‘q’aracracia’

Por: Esteban Ticona Alejo  Uso el neologismo de q’aracracia para explicar cómo funciona la democracia boliviana actual, con residuos profundamente coloniales y racistas de la mentalidad q’ara o karay en los Andes y en la Amazonía, en el oriente y en el Chaco boliviano. De ahí el nombre de q’aracracia o karaycracia. La Constitución Política del Estado de 2009 declara que “dejamos en el pasado el Estado colonial, republicano y neoliberal”, y se asume la construcción del “Estado unitario social de derecho plurinacional comunitario”, integrador y articulador de los diferentes pueblos y culturas del país. Esta declaración en términos teóricos es un gran avance, pero en la práctica los rescoldos de la q’aracracia se han ido rearticulando; o mejor dicho, se han ido recolonizando radicalmente frente a lo indio, que actualmente es representado en el presidente Evo Morales.  A estas alturas cabe preguntarse ¿qué es la q’aracracia o karaycracia? ¿Cómo sigue funcionando esa de

¿El fin de la disputa electoral en América Latina?

Por: Alfredo Serrano Mancilla La disputa en América Latina ya no es principalmente electoral. La restauración conservadora tiene otros mecanismos. Y no necesariamente son las urnas. La vía elegida casi siempre es otra. Cada caso es diferente: todo depende del país objetivo. Utilizan una u otra herramienta en función del escenario y la disponibilidad. Cada contexto condiciona el método de intervención para detener/eliminar al bloque progresista. Si aún tienen control del Poder Judicial, entonces, se busca esa vía para lograr sentencias en contra; si lo que ostentan es el Poder Legislativo, se procura un golpe parlamentario. Y siempre, sea donde fuere,  el poder económico y el poder comunicacional actúan en modo conjunto . El primero usando todas sus armas para poner en jaque el equilibrio económico-social alcanzado; y el segundo erosionando la imagen con posverdades o  fake news  que acaban siendo parte del sentido común destituyente. Y a esta lista de poderes no falta nunca jamás