Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2020

Banzer, el verdugo de los periodistas

    Por Miguel Pinto Parabá El 21 de agosto de 1971 es una fecha nefasta para el periodismo boliviano. Ese día, el coronel Hugo Banzer encabezó un golpe de Estado que ensangrentó al país, conculcó las libertades democráticas y cayó como una afilada guillotina sobre el “ímpetu libertario” de los cronistas de la época. Su régimen persiguió, encarceló y exilió a más de 100 periodistas que cometieron un “delito”: pensar diferente. El cuartelazo de Banzer fue respaldado por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) de Víctor Paz Estenssoro y la Falange Socialista Boliviana (FSB) de Mario Gutiérrez. Después de 19 años de traiciones, los “revolucionarios” de 1952 mostraron así su rostro más reaccionario.   El enemigo de ese bloque civil-militar fue el proletariado boliviano que, en junio de 1971, había instalado un “proyecto estatal” diferente al del liberalismo y el nacionalismo: La Asamblea Popular. Muchos trabajadores de la prensa en ese entonces fueron cautivados por ese “ór

El racismo colonial del Comité Cívico de Santa Cruz

Por: Esteban Ticona Alejo La madrugada del lunes 3 de agosto se inició la huelga general indefinida y el bloqueo de caminos en todo el territorio boliviano, a convocatoria de la Central Obrera Boliviana (COB) y de los movimientos sociales que conforman el Pacto de Unidad, exigiendo del Tribunal Supremo Electoral el respeto a la fecha de elecciones establecida mediante ley para el 6 de septiembre del presente año. Una multitudinaria marcha en la Ceja, donde dirigentes de la COB, de la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia “Bartolina Sisa”, de la Federación Única de Trabajadores de La Paz “Tupaj Katari” y otras organizaciones juveniles y vecinales a

Bolivia. Vacío de poder

  Por: Camilo Katari En Bolivia, las fuerzas paramilitares se adueñan de las ciudades del eje central. Tratan de repetir su hazaña de noviembre del año 2019. Esta es la señal inequívoca que no existe gobierno, ni Estado de derecho. La acumulación de equívocos en la gestión de la crisis política y de salud, ha debilitado al gobierno de facto, de tal manera que sus propios promotores ahora le cuestionan; “¿Cómo debo llamarla presidenta o candidata?….porque no hay gobierno” una representante de un partido político de la derecha boliviana. Hemos llegado a un nivel de descomposición del régimen, que cualquier respuesta que pueda dar, ya no será, ni creíble ni efectiva para desmovilizar a los que se encuentran en los puntos de bloqueo. Por su parte los y las dirigentes, en los puntos de bloqueo, han fijado su posición y es que la salida a la crisis pasa por la renuncia del gobierno de facto. La presencia de los paramilitares en las ciudades, no se puede repetir en los bloqueos que

La Legalidad Democrática Burguesa

  Por: Rafael Vásquez Michel. La coyuntura política, el contexto y texto histórico, los momentos difíciles por los que estamos atravesando, nos obligan necesariamente   y responsablemente también a estudiar, a revisar, a releer,  a repensar y analizar, el pensamiento político, ideológico, crítico y revolucionario de Marcelo Quiroga Santa Cruz, sin ninguna pretensión, ni supeditación dogmática de nuestra realidad y de nuestra historia. En la tesis política presentada por Marcelo y aprobada por el congreso de Fundación del PS1 el 1 de mayo del 71; que dentro de la concepción estratégica   de la lucha revolucionaria Marcelo en su tesis política expone lo siguiente: “La conquista del poder por las fuerzas populares, bajo el liderazgo de la clase trabajadora, no se dará pacíficamente y dentro de las reglas del juego de la democracia burguesa. La conquista del poder será resultado de la intervención masiva y revolucionaria de la clase trabajadora, bajo la conducción de su vanguardia política

No es uno o lo otro, es uno para lo otro

  Por: Mauro Alcócer El golpismo que ha devenido en desgobierno se afana por justificar sus intenciones prorroguistas acudiendo a un argumento tan cínico como mentiroso: “no es posible realizar elecciones por la pandemia, la salud está antes que la política”. Al grupo de mentirosos, corruptos y mediocres que, de la noche a la mañana se convirtieron en autoridades, en su desesperación por quedarse en el poder, no les queda otro argumento que pretender mostrarse como los garantes de la salud, cuando el pueblo se ha dado cuenta que es su terrible incompetencia, su absoluta negligencia, su inagotable corrupción, su ignorancia, su falta de planes sanitarios, su pésima conducción de las cosas, su falta de autoridad moral, que acrecientan el riesgo para la salud de los bolivianos. ¿Que Bolivia pasa por una grave crisis de salud? Es cierto. ¿Que Bolivia ha visto en los últimos ocho meses cómo se derrumba su economía? Efectivamente. Pero precisamente por eso, porque Bolivia pasa por una c

Camisas negras en el Palacio Quemado

Por: Camilo Katari El nombramiento como Ministro de Estado de Branko Marinkovic, es todo un desafió a la memoria histórica del pueblo boliviano. No podemos aceptar que un hombre que trató de dividir al país y que aún debe rendir cuentas al pueblo, se ponga nada menos que a planificar el destino de Bolivia. Branko Marinkovic es cruceño pero de padre croata y madre montenegrina. Empresario ligado a las logias más radicales y racistas del oriente. Además de ser accionista y director del Banco Económico, tiene inversiones en ganadería. En 2008 Branko Marinkovic, asumió la presidencia del Comité Pro Santa Cruz, dos años después que Evo Morales asumiera la primera magistratura del Estado en 2006, con él como dirigente cívico se impusieron duramente los estatutos autonómicos para declarar junto a otros como Rubén Costas, Mario Cossío, Leopoldo Fernández, Ernesto Suárez y Sabina Cuéllar, y otros líderes cívicos la llamada ‘media luna’ en el país. El grupo de poder del oriente boliviano que ena

Articular la lucha movilizada y electoral para recuperar la democracia

El mes de julio fue un periodo de acumulación de fuerzas encabezado por la Central Obrera Boliviana y el Pacto de Unidad, asumiendo que la lucha por la recuperación de la democracia será no solo electoral sino también de lucha movilizada en las calles.  El Instrumento Político MAS IPSP es la vía electoral, sin embargo, no conduce como instrumento las movilizaciones, ya que han sido los movimientos sociales quienes se pusieron a la vanguardia de la lucha en las calles, lucha que logrará que no se anule la personería jurídica del MAS y que no sea

Unidad y organización en torno a la COB y Pacto de Unidad

La presente coyuntura de lucha por la recuperación de la democracia es una lucha que no se vencerá solamente con las elecciones, sino que se conquistará con la organización y movilización y unidad de los trabajadores del campo y las ciudades. El Tribunal Supremo Electoral manejado por Carlos Mesa a través de Salvador Romero, junto a los grupos fascistas de Camacho y Añez, intentarán frenar cualquier vía de retorno a la democracia, por ello amenazan con proscribir la participación del Instrumento Político MAS IPSP y reprimir con grupos militares, policiales y paramilitares (Resistencia Cochala, Unión Juvenil Cruceñista) a quienes luchan contra las medidas de privatización y saqueo que emprendieron en beneficio de los grandes empresarios y las élites que representan. Por ello luchar por las elecciones del 6 de septiembre, es luchar contra la privatización de las empresas estatales, es defender los recursos económicos que están entregando a los grandes empresarios y que ellos mismos se

Los infectados y la lucha por la reconquista de la democracia

Por Eduardo Paz Rada Mientras el gobierno de facto de Bolivia, apoyado por las corporaciones mediáticas más grandes del país y algunos “analistas imparciales”, ha iniciado una campaña para mantenerse en el control del poder buscando postergar por tercera vez la fecha de elecciones fijada ahora para el 6 de septiembre, las organizaciones populares coordinadas por la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad, que reúne a campesinos, indígenas, mujeres y vecinos de los barrios marginales de las grandes ciudades, se movilizan y luchan por la supervivencia cotidiana, la recuperación de la democracia y la realización inmediata de los comicios. Los argumentos prorroguistas no solamente se refieren a que el acto electoral podría elevar el número de casos de contagio sino, de manera velada, se amenaza con la ejecución de un segundo golpe de Estado conducido por militares cercanos a la embajada norteamericana y a los partidos neoliberales y conservadores, aunque las movilizaciones

Criminalización de la protesta, barricada y lucha

Por: Luis M. Arancibia Fernández La agenda de conflictividad social del gobierno transitorio ha develado la incapacidad de las autoridades para identificar y gestionar las soluciones básicas a las causas reales que dan lugar a distintas movilizaciones y protestas en el país y que el Órgano Ejecutivo intenta reducir a meras acciones de orden político, destinadas simplemente a desestabilizar la gestión de la presidenta transitoria, Jeanine Áñez. Pero lo cierto es que lejos de posibilitar un ambiente de paz relativa en el país, posterior a los sucesos de octubre y noviembre de 2019, los actuales ministros y viceministros han corrido por el camino fácil para intentar contener las movilizaciones de la población, a través del amedrentamiento, la intervención coercitiva de las fuerzas represivas y el procesamiento judicial de dirigentes y miembros de organizaciones sociales. Producto de una mirada reduccionista de la realidad boliviana, el gobierno de facto pone en evidencia su total de

Movilización y Organización para recuperar la democracia

El 17 de julio de 1980 Bolivia vivió una de las acciones más sanguinarias e irresponsables de parte de quienes pensaron que podían gobernar el país por la fuerza y callar con las armas la voz de un pueblo que lucha por democracia, un pueblo formado por trabajadores del campo y las ciudades, pueblos y naciones indígenas, estudiantes y sectores populares comprometidos con la lucha contra las élites e intereses empresariales que financiaron el golpe aquella época y lo hicieron nuevamente en noviembre de 2019. Ese día hace 40 años, el general Luis García Meza ordenó el ataque contra las oficinas de la Central Obrera Boliviana que junto a los sectores populares lideraba la lucha en defensa de la democracia, en muchos casos la historia se repite, ahora la COB y el Pacto de Unidad (que articula a las organizaciones indígenas originario campesinas del país) encabezan la lucha por la recuperación de la democracia. En el ataque de 1980 secuestraron y torturaron a los líderes sindicales que

La radicalización de las derechas latinoamericanas

Por: Marco Teruggi El viernes 8 de noviembre de 2019 por la noche estaba claro, desde la soledad de la Plaza Murillo, centro del poder político en La Paz, que el esquema para enfrentar el avance golpista había hecho agua. Se multiplicaban las noticias de motines policiales, los grupos civiles armados de la derecha habían recorrido el eje Santa Cruz, Cochabamba hasta instalarse con logística a pocas cuadras de la Casa de Gobierno. Esa noche de lluvia helada solo quedaban grupos pequeños para sostener esa posición estratégica que se perdió sin resistencia la mañana del sábado. El Alto aún no se había manifestado con fuerza, lo haría el sábado en la tarde, cortando el acceso a La Paz. Ya era tarde: 24 horas después sucedió el derrocamiento, Evo Morales y Álvaro García Linera se trasladaron al Chapare, luego a México y finalmente a Argentina. La escalada golpista duró tres semanas. Pocas personas la anticiparon: la economía crecía, existían acuerdos con el empresariado a nivel nacion

40 años del Golpe de García Meza

La Central Obrera Boliviana tiene la responsabilidad de manifestarse y hacer recuerdo a los trabajadores y al pueblo en general, a 40 años del nefasto Golpe de Estado perpetrado por Luis García Meza el 17 de julio de 1980, día que atacó las oficinas de la Central Obrera Boliviana con los grupos militares, en ese ataque secuestraron y asesinaron al compañero Marcelo Quiroga Santa Cruz quien impulsaba los juicios de responsabilidad contra el dictador Hugo Banzer Suárez, días después se atrevieron a demoler las oficinas de la COB pensando que así enterrarían a la organización matriz de los trabajadores del país. El Golpe fue perpetrado por militares con el apoyo del narcotráfico configurando el narco golpe militar que instaló la corrupción dilapidando los recursos del país y llevándonos hacia la mayor crisis económica y a la masacre y confinamiento de muchos dirigentes y trabajadores, así como de representantes políticos que luchaban por tener en Bolivia unajusta democracia.  Durante 13 m

El decreto neoliberal de la "reactivación del empleo"

Por: Gonzalo Zambrana Ávila  El actual gobierno golpista, desde noviembre del 2019, se ha dado a la tarea de desmantelar el Modelo Económico del Proceso de Cambio, a través de una serie de acciones en diferentes ámbitos de la gestión pública, demostrando en todos los casos una total ineptitud y acción tardía. Junto a la oligarquía cruceña, se ha empeñado en dos ámbitos: En el manejo de la inversión y las empresas públicas. Componentes de la economía sobre los cuales, desde el primer día, han actuado con una obsesión fanática: paralizando y boicoteando completamente la inversión y las empresas públicas. Si bien se negaron a reconocerlo públicamente, la carta de José Luis Parada y Guillermo Aponte, enviada al Fondo Monetario Internacional (FMI) solicitando el préstamo –que fue desembolsada sin autorización de la Asamblea Legislativa–, explicita la actitud servil de estos dos funcionarios donde rinden cuentas al FMI, afirmando que se logró bajar el déficit fiscal en base a la reducción