Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2018

La amnesia es su juego

Por: Manual Morales La convocatoria está abierta, es pública y casi desesperada. Si eres víctima de las dictaduras militares, puedes acercarte a las oficinas de la Comisión de la Verdad y entregar tu testimonio. Y digo si eres, porque la humillación y el terror no cesarán jamás. Tu sufrimiento tiene una oportunidad —tal vez la última— de ser útil. Están en investigación los crímenes y delitos ocurridos en el país entre 1964 y 1982. Dieciocho años en que los dictadores militares ejecutaron órdenes de exterminio de todo lo que podía oler o parecer comunismo. Y lo hicieron con las armas más sucias: golpes de Estado, estados de sitio, toques de queda, ejecuciones, allanamientos ilegales, robos, torturas, violaciones de mujeres y hombres, detenciones y confinamientos en cárceles y regiones insalubres, exilios y desapariciones forzadas. Los dictadores tomaron sus previsiones. Había que dispersar las responsabilidades por el horror. Crearon grupos paramilitares, contrataron

Los Demócratas al asalto de Cochabamba

Por: Víctor Alonzo Gutiérrez Flores Lo afirmamos en anteriores artículos, “los Demócratas decidieron asaltar el municipio de Cochabamba”, y es que las denuncias en contra de Marbell José María Leyes Justiniano” (vicepresidente de los Demócratas y exalcalde de Cochabamba) suman y siguen hasta el presente y casi en forma semanal desde que se abriera la primera causa penal en su contra: Mochilas I, al cual le sucedió Mochilas II, Desayuno I, Desayuno II, Malversación de Recursos en temas de Salud, Cámaras de Vigilancia; a todas estas denuncias ahora se suma la investigación realizada por la UIF (Unidad de Investigaciones Financieras), que acaba de publicar que encontró más de 35 cuentas y varios depósitos al respecto, y cuyas cuentas figuran unas a nombre de Marbell José María Leyes Justiniano y otras a nombre de su hermana mayor, depósitos que engloban cuantiosas sumas de dinero y que por supuesto muy rápidamente llaman la atención de la ciudadanía cochabambina, que de sobra conoc

Escenarios tras el fallo de la CIJ

Por: Omar Rilver Velasco Portillo Haciendo un paréntesis a los temas económicos cotidianos, me tomo la licencia de comentar sobre los recientes anuncios entorno a la demanda marítima interpuesta por Bolivia contra Chile como un ciudadano más, expectante del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que será difundido el 1 de octubre. Ese día pasará a la historia nacional como una fecha inolvidable, después de una larga espera de cinco años, tres meses y 19 días. A partir de ahora comienzan a barajarse distintos escenarios. En el supuesto de que la CIJ le dé la razón a Chile, el Gobierno trasandino dará por cerrado el asunto. En el otro extremo, Chile se prepara para lo que podría ser el mayor fracaso de su política exterior de los últimos tiempos, puesto que un fallo favorable para el país implicaría el reconocimiento internacional, total o parcial, de un asunto pendiente con Bolivia. Los comentarios y anuncios del presidente chileno, Sebastián Piñera, y de

Aranceles médicos, sin control

Además de la ausencia de normas que regulen los casos de mala praxis médica en el país, existen vacíos legales respecto a los aranceles que los galenos pueden cobrar a sus pacientes, situación que previsiblemente va en desmedro de la economía de los ciudadanos comunes y silvestres. Por ejemplo, debido a la ausencia de parámetros en esta materia que, de acuerdo con la Ley 3131, deberían ser establecidos por el Ministerio de Salud, el Colegio Médico de La Paz aprobó en 2016 su propio “tarifario”, según el cual la consulta de un subespecialista puede costar hasta Bs 780, y la de un especialista, hasta Bs 600. Esto sin contar el costo de los exámenes médicos. Ahora bien, justo es reconocer que no todos los especialistas llegan a cobrar cifras tan elevadas, pero muchos sí lo hacen. Y para colmo de males, no son pocos los galenos que pese a cobrar estos montos exorbitantes por cada consulta no logran resolver las dolencias de sus pacientes, lo que los obliga a migrar a otros cent

Con el arma cargada ¿por qué no han intervenido?

Por:  Marco Teruggi   La frontera entre Colombia y Venezuela a la altura de Cúcuta se ha vuelto epicentro de actuaciones y anuncios. Desde ahí el secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, afirmó que no se debía descartar ninguna opción contra Venezuela, incluyendo la “intervención militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro”. Crear condiciones, medir consensos, pasar al acto. Esa secuencia está en desarrollo y tiene problemas que son tapas de diario. La cuestión Venezuela ha ingresado en una zona de tensión donde los filos de las palabras son el terreno público de los desacuerdos que existen tras las puertas. En términos sintetizados: intervención si o no, qué tipo de acción, quiénes a la cabeza. Las condiciones están en construcción permanente desde hace años. Funciona al igual que el ataque sobre la economía: cada más fuerza, volumen, actores. El epicentro de la matriz se ha centrado en la crisis humanitaria/éxodo/violación de derechos

¿Por qué los hombres asesinados por mujeres son siempre noticia?

Por: Magda Coss Nogueda Nahir  Galarza  es un nombre que se ha vuelto demasiado conocido. Quienes lean las noticias, sobre todo en Argentina, seguramente la han oído nombrar. Galarza es la joven argentina de 19 años que mató con dos disparos de la pistola Browning 9 mm semi-automática de su padre –un oficial de policía– a Fernando Pastorizzo, de 20 años, con quien tenía algún tipo de relación sentimental. El asesinato sucedió en diciembre pasado en Gualeguaychú, Argentina. Hace pocas semanas recibió la pena máxima:  cadena perpetua . A pesar de la confesión hecha por ella misma doce horas después del crimen, no se evitaron las especulaciones: violencia de pareja, defensa propia, encubrimiento a otros culpables. En un país en el que mediáticamente muchos asesinatos se les identifica con el nombre de las víctimas, éste se dio a conocer por el de la victimaria. Desde entonces el "caso Galarza" acaparó  titulares de las noticias  y llegó a ser  trending topic en las
Qué tipos de democracia reconoce la Constitución Política del Estado La democracia es un sistema de gobierno, en el cual la soberanía y el poder de adoptar las decisiones de un Estado se atribuyen al pueblo. Así se diferencia de otros sistemas, como la monarquía (gobierno de una persona, como Arabia Saudita, Países Bajos, Reino Unido) y la aristocracia (gobierno de un grupo reducido, sistema que ha quedado en desuso). La democracia es el sistema de gobierno más común en la actualidad, y es el que ha adoptado Bolivia desde su nacimiento. El Estado Plurinacional de Bolivia además reconoce la existencia de la democracia plural, con tres tipos de democracias: Directa y Participativa.- Es decir, es aquel tipo de democracia que realiza el mismo pueblo, sin intermediarios ni representantes. Esta se ejerce a través del referendo, la iniciativa legislativa ciudadana, la revocatoria de mandato, la asamblea, el cabildo y la consulta previa. Representativa.- Es decir, es aquel

Así murió Víctor Jara

Por: Por Javier Larraín Al amanecer del martes 11 de septiembre de 1973, las tres ramas de las Fuerzas Armadas de Chile se desplegaron para derrocar al Gobierno del presidente Salvador Allende y la Unidad Popular (UP). Dirigidos por el general Augusto Pinochet, los golpistas se concentraron inicialmente en apresar a los dirigentes y líderes políticos de la izquierda, con la excepción del Presidente, a quien se ordenaba “matar”. Por eso, a media mañana la Fuerza Aérea bombardeó la casa de Allende y alrededor del mediodía hizo lo propio con el Palacio de La Moneda, desde donde finalmente salió sin vida el primer mandatario. El día del golpe También tempranamente partió de su casa, para dejar a sus hijas en la escuela, el cantautor y dramaturgo Víctor Jara, quien debía participar en un acto político, en la Universidad Técnica del Estado (UTE), en que Allende convocaría a un plebiscito para que el pueblo decidiera en las urnas si debía continuar con su mandato. Obediente al l