Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2011

CRISIS DE LA DEUDA AMERICANA O CRISIS CIVILIZATORIA DEL CAPITALISMO

Por: W. Abraham Pérez Alandia (*) Mentiras y verdades sobre la crisis Analizando desde otros puntos de vista que no sean solo el económico y financiero resulta que “la crisis de deuda” de los Estados Unidos es falsa; los intereses que paga por su deuda el gobierno norteamericano apenas llega al 1.4%, tasa realmente bajísima. Por otro lado, la insolvencia de sus compromisos de pago es prácticamente insostenible. La debilidad del poder adquisitivo de su moneda, el dólar, es una maniobra que le favorecerá para licuar sus deudas y saldarlas con dólares baratos. Deuda que será asumida por economías que tienen relación estrecha, de importaciones y exportaciones, con este desprestigiado y corrupto país, símbolo del un sistema económico capitalista que hace aguas. La fabricada crisis de deuda fue apenas una estrategia de la extrema derecha norteamericana para recuperar el asiento presidencial del poder ejecutivo. Estrategia que les dio resultado al llegar a que Obama se comprometa a realizar

SE REALIZÓ CON ÉXITO LA REUNIÓN NACIONAL DE ESCUELAS

En la ciudad de La Paz, el sábado 6 y domingo 7 de agosto nos reunimos representantes de las Escuelas de Formación Política “Construyendo el Cambio Revolucionario” de Santa Cruz (2 delegados), Cochabamba (1 delegado), Tarija (2 delegados), Oruro (2 delegados), Sucre (1 delegado), El Alto (2 delegados) y La Paz (6 delegados), más la coordinación nacional.   La reunión se realizó en un clima de solidaridad, compañerismo y compromiso revolucionarios. Se analizó en profundidad la situación internacional y nacional, así como las tareas políticas de la Escuela con un enfoque crítico y propositivo dentro del proceso de cambio, siempre en coordinación con el MAS-IPSP y con el gobierno. Las principales conclusiones políticas fueron: 1.        A nivel internacional. Hemos ingresado a una etapa de agravamiento de la crisis estructural del capitalismo, cuyas principales expresiones se observan actualmente en Estados Unidos y la Unión Europea. En Estados Unidos se pronostica la caída del dólar y