Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

FRÍO O CALIENTE

Carlos Samaniego Delgado Para un servidor público, de nada sirve declararse revolucionario, comprometido con el proceso de cambio. Lo único que vale, es lo que, hace o deja de hacer. La práctica es el único termómetro   de lo que uno es en verdad. En efecto, cuando en una asamblea de Indígenas alguien hace una pregunta -           Si hace alarde de sabiduría, habla de todo y de nada. Y cuando se le acabó la saliva le pregunta ¿entendió? Poco importa lo que responda. Es un mero neoliberal. -           En cambio, si devuelve la pregunta a los demás, logra que cada uno cree una respuesta, se acabe la timidez y crea un ambiente de diálogo. Es en ese medio, un militante de la liberación. Cuando alguien hace una propuesta -           Si prescinde de ella, si desprecia al que hizo la propuesta, lo desafía, lo humilla, le insulta, si minimiza su aporte, es un vulgar neoliberal. -           En cambio, si recoge con interés su propuesta, pide la opinión de los demás, ha

Uruguay: marcha atrás en la lucha contra la impunidad de la dictadura

Por: Marcelo Pereyra El 6 de junio de 1973, tres meses antes del golpe de Estado contra Salvador Allende y cuando la coyuntura, ya crítica, incluía duros enfrentamientos entre el Poder Ejecutivo y el Judicial, el periódico Puro Chile publicó en su portada dos noticias diagramadas de tal modo que la foto del entonces presidente de la Suprema Corte de Justicia, sobre una de ellas, quedara ubicada junto al gran titular de la otra, “¡VIEJOS DE MIERDA!”. Aún se discute aquel hecho: algunos consideran que fue la expresión más destacada del modo en que los medios de comunicación contribuyeron a polarizar la situación del país, con un estilo de descalificación personal que no dejaba espacio para el razonamiento político y la búsqueda de acuerdos; hay quienes hacen autocrítica por ello, mientras otros insisten en que fue un gesto legítimo y necesario de repudio. Sea como fuere, hoy, en Uruguay, es importante tratar de comprender los acontecimientos en curso, para que cada uno pueda tom

Asuntos estratégicos de la agenda popular abandonada

Por: Arturo D. Villanueva Imaña Constituye un hecho singular y comprobado que la enorme dinámica y velocidad de los acontecimientos sociales y políticos de Bolivia, impiden detenerse en un análisis y comprensión más profunda de lo que ellos significan para los asuntos de fondo que tienen que ver con el destino de la nación o, sencillamente, pasan desapercibidos al ser sustituidos por nuevos y diferentes acontecimientos que acaparan la atención ciudadana. En los últimos meses, se han producido hechos de gran significación, pero que por ejemplo, hoy por hoy, han quedado relegados por temas como la profusa sucesión de interpelaciones recíprocas entre los gobiernos de Bolivia y Chile, originadas en nuestro derecho a la reivindicación marítima, o los reiterados y cruentos asesinatos y violencia contra mujeres, adolescentes y niños que, sin desmerecer en absoluto su importancia, han contribuido a relegar y secundarizar otros que deberían ser entendidos como estratégicos, respecto

Nos matan por ser mujeres

Por: Julieta Paredes Carvajal El planeta está preso de un sistema de opresiones, que mata la vida o la somete a los intereses de un pequeño grupo de familias y sus patriarcas. Hay muchas opresiones, entre las que podemos citar a las de clase y de raza, por ejemplo. Pero existe una opresión específica que ataca a la mitad de la población humana, es la opresión por ser mujer. Es decir que el hecho de ser mujer agrava estas opresiones sobre sus cuerpos; la violencia se estrella de diferente manera. Los hombres ejercen violencia contra las mujeres de su misma raza, su misma clase y cultura. Es decir que sufrimos las mismas opresiones que los hombres, pero agravadas por la condición de ser mujer. O sea que somos oprimidas el doble y el triple más que los varones; pero además somos oprimidas y violentadas por los propios hombres también oprimidos. Históricamente, el machismo de la sociedad, los Estados patriarcales y las leyes han negado la existencia de la opresión por se

Las verdaderas razones de la renuncia del Papa Benedicto XVI

Un informe elaborado por tres cardenales lo terminó de convencer de que era imposible limpiar el Vaticano, donde hasta la Cosa Nostra guarda sus fondos. La abdicación como manera de sacudir el tablero en la Iglesia. Por Eduardo Febbro Los expertos vaticanistas alegan que el papa Benedicto XVI decidió renunciar en marzo del año pasado, después de regresar de su viaje a México y a Cuba. En ese entonces, el Papa que encarna lo que el especialista y universitario francés Philippe Portier llama “una continuidad pesada” con su predecesor, Juan Pablo II, descubrió la primera parte de un informe elaborado por los cardenales Julián Herranz, Jozef Tomko y Salvatore De Giorgi. Allí estaban resumidos los abismos nada espirituales en los que había caído la Iglesia: corrupción, finanzas oscuras, guerras fratricidas por el poder, robo masivo de documentos secretos, pugna entre facciones y lavado de dinero. El resumen final era la “resistencia en la curia al cambio y muchos obstáculos a las