Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2019

Los abusos del Gobierno de facto comprobados por el Parlasur en Bolivia

Por: Sergio Pintado Tres diputados del Parlasur que estuvieron en Bolivia contaron a Sputnik algunas conclusiones del informe que comprobó el asesinato de más de 30 personas por parte de las fuerzas del orden, además de más de 1.500 detenciones arbitrarias tras el golpe de Estado contra Evo Morales. La Comisión de Derechos Humanos del Parlasur comprobó que 32 personas murieron en manos de policías y militares durante las manifestaciones que se dieron tras el golpe de Estado contra el Gobierno de Evo Morales en Bolivia. Los miembros de la comisión presentaron este lunes ante el plenario del Parlasur el informe producido durante dos jornadas que pasaron en Bolivia, entre el 27 y el 28 de noviembre de 2019. Además de las 32 víctimas fatales, el documento advierte que hasta el momento se registraron 832 personas heridas y 1.513 detenidas por parte de la Policía y las Fuerzas Armadas. Asimismo, alerta sobre la existencia de "declaraciones, discursos y ataques de o

Cronología del cerco mediático y la nueva avanzada neocolonial

Por: Magalí Gómez y Yamila Campo En las sociedades mediatizadas en las que vivimos, nuestros marcos de pensamiento, es decir, aquello que sabemos, que conocemos y que entendemos sobre la realidad, siempre están atravesados por las pujas por los sentidos. Los dispositivos culturales y mediáticos son grandes abonadores de estas luchas por la significación, por lo que es y lo que no es. El golpe de Estado perpetrado en Bolivia, que derrocó al gobierno de Evo Morales mediante el uso de la violencia y la persecusión, y que dejó un saldo de más de 30 muertes, ha tenido a su favor una gran maquinaria de producción de sentido que construyó una idea de que eso que sucedía en el país hermano no era un golpe. Los medios bolivianos, uno a uno, fueron ubicándose del lado de los discursos que justificaban los hechos, mientras las voces denunciantes del golpe se iban silenciando. En Bolivia, durante el gobierno de Evo Morales, siempre existió una polarización mediática. Por un lad

Navidad: Gramsci desde la cárcel

"Queridísima mamá, esta será la quinta Navidad que paso privado de mi libertad, y la cuarta en la cárcel. Verdaderamente las condiciones de detenido en las que pasé la Navidad de 1926 en Ustica eran una especie de paraíso de la libertad personal en comparación a las condiciones de encarcelado. Pero no creas que mi serenidad disminuyó. Envejecí por cuatro años, tengo muchos cabellos blancos, perdí los dientes, ya no río con gusto como antes, pero creo haberme vuelto más sabio y haber enriquecido mi experiencia de los hombres y las cosas. Además no he perdido el gusto por la vida; todo me sigue interesando y estoy seguro de que aun si ya no puedo zaccurrare sa fae arrostia ['pelar las habas asadas', en sardo], no me disgustaría ver y oír a otros pelar habas asadas. Por lo tanto no me he vuelto viejo ¿de acuerdo? Uno envejece cuando comienza a temer a la muerte y cuando le desagrada ver a los demás hacer lo que nosotros ya no podemos hacer. En este sentido estoy s

‘Senkata, no estás sola’

Por: La Razón El lunes 16, un muralista alteño y dos jóvenes activistas fueron detenidos de manera irregular por efectivos policiales cuando pegaban un afiche con el siguiente mensaje: “Senkata, no estás sola”. Expresaban así su respaldo a las familias de las víctimas asesinadas o heridas hace un mes en aquel barrio de El Alto, en una acción de fuerza pública que la CIDH caracterizó como “masacre”. ¿Bajo qué cargo, prueba o al menos indicio se produjeron tales detenciones? Dos arrestados fueron acusados por los delitos de “instigación a delinquir” y, nada menos, de “sedición”. ¿Desde cuándo convocar a un acto público de solidaridad significa “alzamiento colectivo y violento contra la autoridad, el orden público o la disciplina militar”? La Fiscalía debe una explicación. Este tipo de acciones abusivas e ilegales desde el aparato estatal, en este caso por obra de la Policía y el Ministerio Público, lejos de combatir el delito o administrar justicia en un Estado de derec

Bolivia, la usurpadora no se irá por las urnas, ni a las buenas

Por: Ollantay Itzamná En cerca de 14 años de esfuerzo ejemplar, el país se había constituido en un modelo de crecimiento económico regional. Pero, ahora, en cuestión de días de tiranía, Bolivia se está convirtiendo en un “país de la vergüenza” por la vulneración premeditada de los derechos humanos, y destrucción/involución institucional. Jeaninne Añez, quien usurpa el poder rompiendo todo el proceso de la sucesión constitucional (no fue presidenta de ningún Órgano del Estado, ni hubo dos tercios de parlamentarios para su designación, mucho menos el Congreso aceptó la renuncia forzada de Evo Morales), se hizo del poder bajo la promesa de “convocar a elecciones libres y transparentes” antes del 22 de enero próximo, pero ya falta apenas un mes concluir el período constitucional del gobierno defenestrado, y aún no hay fecha para elecciones, y la usurpadora se afianza en el poder. Llegó al poder por la fuerza. Un militar le colocó la “banda presidencial”. Cuenta en su respon

Bolivia: los recursos de la dictadura

Por: Atilio Boron La gravísima situación imperante en Bolivia tiene múltiples manifestaciones, a cual más aberrante. Todas tienen un denominador común: la violación sistemática de los derechos humanos, las libertades públicas y los derechos y garantías individuales. Estos son los resultados previsibles de todo régimen dictatorial, y sin duda el gobierno que hoy se ha apoderado de Bolivia lo es. Una dictadura impuesta por un golpe militar a la antigua usanza y desechando las más sutiles herramientas del “golpe blando”. Aquí el protagonismo no recayó sobre jueces y legisladores corruptos sino sobre los policías y militares que desde décadas son adiestrados y equipados por Estados Unidos. Fueron ellos los verdugos del golpe de estado que destruyó no sólo un gobierno sino la democracia laboriosamente conquistada en Bolivia. Es obvio que este operativo venía gestándose desde hacía mucho tiempo, como lo demuestra la frustrada tentativa de golpe y secesión del 2008. Este proyecto nu

Añez sigue sin convocar a elecciones, pero si llama a apresar de por vida a Morales

Por: Isaac Bigio El nuevo gobierno “interino” boliviano ha decretado una orden de arresto al ex presidente Eco Morales por los cargos de “sedición, terrorismo y financiamiento del terrorismo”. Hace todo esto después de haber nombrado como su portavoz en el exterior a “Tuto” Quiroga, quien fuera el número dos del general Hugo Bánzer, quien en 1971-18 estableció una feroz dictadura militar que sentaría el precedente para la de Pinochet en Chile y Videla en Argentina para generar un terrorismo contra las masas y masacrar a los sindicatos y las izquierdas. Cuando el 12 de noviembre Jeanine Añez se juramentó como nueva presidente sostuvo que su naturaleza iba a ser transitoria. Su cargo de senadora fenece la tercera semana de enero y según la constitución un gobierno interino debe convocar a elecciones generales en un lapso de no más de 3 meses. Ella ya lleva casi un mes y medio en su cargo y aún no ha establecido la fecha para esos comicios, los cuales han de darse luego que

Cronología del proceso de cambio en Bolivia

Evo Morales, asumió la presidencia por primera vez el 22 de enero de 2006 y desde entonces el país cambió su historia con transformaciones en lo económico, político y social. Para beneficio de todos los sectores de la población, el gobierno en su primer año quedó conformado por las diferentes capas de la sociedad: intelectuales de izquierda, mujeres, mineros, campesinos, sindicalistas e indígenas. 2006- Se promulga la Ley 3364 Especial de Convocatoria a la Asamblea Constituyente. El 1 de mayo el Estado toma el control de toda la cadena de hidrocarburos a través del Decreto Supremo 2871 Héroes del Chaco. Se nacionaliza la Empresa Minera Huanuni, que hoy genera utilidades y beneficios para el país. 2007- Se nacionaliza la Empresa de Fundición Vinto, hasta entonces en manos suizas. 2008- El Jefe de Estado toma la decisión de expulsar al embajador de Estados Unidos en Bolivia, Philip Goldberg, por conspirar y dividir a los bolivianos. Se expulsa a la DEA