Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2014

¿Medios o empresas?

Por: Verónica Rocha No habían transcurrido ni 24 horas de la promulgación del Decreto Supremo 2145 que facilita  recursos y reglamenta la Ley Integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, cuando nos topamos con el comunicado de la Asociación Nacional de Prensa (ANP) que "denuncia asfixia financiera a los medios camuflados en nobles propósitos”. Eso sí, el comunicado estaba precedido por la manifestación de que la ANP "respalda acciones en defensa de la mujer”. ¿Asfixia financiera camuflada? Veamos. En su comunicado la ANP denuncia que el artículo 19 del DS 2145 obliga a los medios de comunicación a difundir mensajes gratuitos. Ello es cierto. ¿Mensajes sobre o para qué?, "para prevenir y erradicar hechos de violencia contra las mujeres”, señala textualmente el decreto. ¿Y de qué nivel de "asfixia” estaríamos hablando en el caso de este artículo? Se trata de una "asfixia” de 10 minutos mensuales para canales de televisión, 20 minutos

El enemigo íntimo o el discreto y dulce encanto del aburguesamiento

Por: Arturo D. Villanueva Imaña ¡Albricias!, el amplio y categórico triunfo electoral que acaba de confirmarse, demuestra que el pueblo ha ratificado una vez más su confianza en el Presidente Evo Morales y es un rotundo mentís para todos aquellos que pensaban que en vista del rumbo y los graves desaciertos que el proceso de cambio tomó en los últimos años, se podría producir un voto castigo en las urnas. Dado el elevado porcentaje conseguido, algo similar, pero más bajo al obtenido el año 2009 cuando el pueblo claramente expresó su decisión de respaldar un proceso de cambio y transformaciones, ahora no parece importante saber qué quiere el pueblo, cuál es su mandato y qué sectores sociales dirigirán el proceso. Tampoco interesa establecer qué tipo de sujetos sociales decidieron retirar su apoyo, bajarse del proceso y reducir el porcentaje de votación en los departamentos occidentales. Lo importante es que se ganó. Solo interesa contabilizar (sin preocuparse de la composición

Las dos Juanas

Por: Lourdes Montero El 12 de octubre, Juana Quispe Ari, a sus 41 años, logra constituirse en la candidata más votada de la elección, al obtener el 95% de la preferencia electoral de la Circunscripción 24. Así, en los municipios de Villa Tunari, Entre Ríos, Puerto Villarroel, Chimoré y Shinahota del trópico de Cochabamba, 78.302 votantes expresaron su apoyo a una mujer candidata. Sin embargo, la historia de Juana y su alta votación no se limitan al trópico cochabambino. En Chuquisaca, Felipa Málaga y Alicia Villarpando obtuvieron 83% y 81%, respectivamente; en La Paz, Modesta Supo ganó con 73%; en Oruro, Delia Canaviri fue electa por el 76% y Elisa Catavi, en Potosí, con el 82%. Así, en todo el país, las personas votaron por mujeres en una elección que será recordada por la composición femenina de las listas. Con esto se rompe la hipótesis de que los electores, respondiendo a una cultura machista, prefieren votar por hombres a la hora de elegir autoridades públicas. Y el des

La autenticidad de las convicciones en la Lucha de clases

Marcelo Quiroga Santa Cruz Creo que no hay otro país como Bolivia, en América Latina, donde se observen contrastes tan lacerantes entre una minoría privilegiada, usufructuaría de la riqueza nacional, una minoría que concentra en beneficio suyo el excedente económico que se genera en la explotación de las mayorías nacionales. Esta comprobación y sobre todo la visión de una humanidad mayoritaria, la campesina, que todavía no puede, a pesar de haber transcurrido un cuarto de siglo de la Reforma Agraria, ser realmente redimida de su condición semifeudal. Es la vida misma la que me ha llevado a mí a la vocación y a la práctica de la política. Si lo que le preocupa a la derecha es la supuesta inautenticidad de mis convicciones, si lo que la derecha sospecha es que en mí en realidad hay un burgués, debería estar tranquila, Y la verdad es que está intranquila con mi actuación política y mis convicciones. A lo que ellos se refieren es a mi origen, y evidentemente yo no he nacido

El Brasil de Lula sigue adelante

Por: Emir Sader Por cuarta vez consecutiva, el Partido de los Trabajadores -PT- gana las elecciones presidenciales en Brasil que, también por cuarta vez, se han convertido en un plebiscito entre candidatos del PT y del PSDB (Partido de la Social Democracia Brasileña, el partido de Fernando Henrique Cardoso). Esta vez la campaña tuvo avances y retrocesos, especialmente desde mediados de agosto hasta la segunda vuelta, a fines de octubre, y terminó con la decisión de los brasileños de seguir con el camino iniciado en 2003 con el primer gobierno de Lula. En el enfrentamiento entre el modelo neoliberal de la oposición y la vía de salida del neoliberalismo del gobierno, por cuarta vez los brasileños han reafirmado el camino que Lula empezó. Serán por lo menos 16 años seguidos de gobiernos del PT, el período más largo de continuidad de un partido en el gobierno, en período democrático en Brasil. Lula decía que era mejor ganar en segunda vuelta, porque en la contraposición de

No se subestime al Uruguay

Por: María Fernanda Rada Prado Existe una parte de intelectuales que encasillan los procesos de cambio  latinoamericanos entre los “más radicales” en Venezuela, Bolivia y Ecuador. Los “más reformistas” en Brasil, Argentina y Uruguay. Y los “más tibios” como Paraguay en épocas del gobierno de Lugo, Chile con el gobierno de Bachelet y Perú con Humala.   A mi parecer, dicha partición es poco ecuánime y desconoce las características socio-políticas-culturales de cada país reflejado en su proceso, ¿Pudo haber sido tibia la asunción de Lugo en Paraguay luego de la caída del fascismo que estuvo en el poder 60 años?, ¿No son los bonos del gobierno boliviano una reforma económica?, ¿La despenalización del aborto en Uruguay no puede ser considerada una política radical? No pretendo hablar sobre todos los procesos latinoamericanos, porque merecen un análisis menos simplón que al que nos tienen acostumbrados. Solamente quise aclarar el encasillamiento vago que se hace de ellos, po

México: la marcha que llenó de energía las calles

Por: Alonso Urrutia y Arturo Sánchez Jiménez Del Zócalo a Paseo de la Reforma, la masa estudiantil entró en ebullición, con irreverencia e indignación. Confluencia de pasiones de decenas de miles que salieron a las calles –en una de las movilizaciones más nutridas de los años recientes– para hacer tabla rasa de los políticos y sin distingo de cargos, federales o estatales, sentenciaron de manera sumaria: ¡Asesinos! O acaso ya tienen identificado al culpable, como señaló una pancarta de la Facultad de Filosofía y Letras: Ayotzinapa, fue el Estado. Fue una ebullición con tintes de rebelión. El destino de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa catalizó el drama de los desaparecidos que arrastra el país desde hace años y que ahora es repudiado a coro por los jóvenes que reclaman: “PRI, PAN, PRD= narcogobierno ”, un gobierno al que sin regateos le imputan la responsabilidad principal en la tragedia de Ayotzinapa. Nos arrancaron tanto que hasta el miedo se llevaron, d

Que me digan Casiano...

Por: Jorge Mansilla Torres Casiano, así quiso llamarse Benjo Cruz para ser guerrillero, hace 45 años. Era Benjamín Inda Cordeiro, hijo de un periodista de derecha y de una maestra sucrense que le heredó el gusto por las coplas en quechua sureño: Pilcumayuta pasaspa... Bachiller del colegio San Calixto, fue a estudiar medicina en Argentina, pero se afilió a la canción social al influjo del poeta Tejada Gómez. A finales de 1965 volvió a La Paz como Benjo Cruz, y con la bella Elvira procreó a Martín Lucas. Era el artista más querido por el pueblo. En el apogeo de su fama, en julio del 69 enfiló a Teoponte junto a 68 universitarios, miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Bolivia, convencidos de seguir la lucha antiimperialista del Che. “Cambié mi guitarra por un fusil”, fue su proclama devenida en testimonio político y revolucionario. En un combate lo hirieron y sangrando de las ingles fue asistido por Pedrito, el médico José Arce Paravicini. Se guarecieron en u

El reciclaje de la derecha uruguaya

Por: María Fernanda Rada Prado Dentro del ámbito político uruguayo es importante resaltar la aparición sorpresiva del candidato Lacalle Pou, personaje que, actualmente tiene alguna pequeña posibilidad de ganarle el gobierno en una segunda vuelta a la izquierda uruguaya representada por el Frente Amplio. Dicha posibilidad hubiera sido impensable hace un año atrás, pero el marketing político y el aparato de la derecha logró cambiar el panorama de las encuestas.  ¿De qué manera la derecha uruguaya (que ha sido responsable de la crisis del 2002) puede disputar los votos del partido que convirtió al paisito en uno de los más respetados y admirados en América Latina?, ¿Se puede decir que el Uruguay tiene un mal gobierno cuando la imagen de Mujica es destacada en todo el mundo junto a las políticas de avanzada? En definitiva, ni la derecha puede negar que la mejor gestión gubernamental de los últimos 50 años fue la del Frente Amplio; aunque no pudo sacar a todos los habitantes