Ir al contenido principal

Pronunciamiento de la Escuela Socialista Comunitaria


El fascismo golpista organiza varios frentes de conflictos en Bolivia

Bolivia vive hoy el principio de una escalada de conflictos sociales y violencia, con epicentros en Santa Cruz, Yungas y en el norte de La Paz con los cooperativistas auríferos.

1. En el caso de Santa Cruz, se está rearticulando el Comité Cívico Pro Santa Cruz con el pretexto de una “defensa de la tierra”, que es en realidad la disputa de la burguesía agroindustrial y financiera cruceña con el Estado Central respecto a las prerrogativas y las atribuciones de los gobiernos departamentales en materia agraria. Lo que quiere Camacho, como parte de su plan federalista, es quitarle al país en beneficio de los intereses agroindustriales terratenientes, el poder constitucional (que el pueblo ejerce a través del Gobierno Nacional) de administrar, distribuir y redistribuir las tierras. Camacho pretende conformar una instancia departamental que supla al Instituto Nacional de Reforma Agraria; si lo logra ya no habrán más dotaciones para los campesinos y comunidades interculturales de otros departamentos de Bolivia, y el control de la tierra se irá concentrando cada vez más, con lo que se consolidará el latifundio y la mercantilización agraria.

Esto lo hace la burguesía cruceña utilizando un discurso que busca poner a los indígenas del oriente como pantalla para ocultar su carácter racista que se manifestó abiertamente durante el golpe del 2019 con la quema de la wiphala, que era una forma de acabar simbólicamente con el Estado Plurinacional y volver a la República. Los cívicos hoy pretenden mostrarse como defensores de los indígenas mientras en los hechos están defendiendo los intereses de los terratenientes. El discurso de construcción del enemigo se centrará en las comunidades Interculturales y campesinas con quienes buscarán enfrentamientos para expulsarlos de las tierras que ansían los ganaderos y la agroindustria, y para desalojarlos cuentan con los grupos paramilitares de la Unión Juvenil Cruceñista que hoy son empleados a sueldo de la Gobernación cruceña.

Esa estrategia otra vez va a utilizar las quemas forestales que ya comenzaron, enfocando su discurso de odio y racismo para culpar a los migrantes campesinos de los incendios que se presentan cada año y de los cuales se beneficia el agronegocio controlado por la burguesía ampliando la frontera agrícola.

2. En el caso de los Yungas, se ha reactivado la estructura violenta conformada por Adepcoca “orgánica” desde los tiempos de Franklin Gutiérrez y Sergio Pampa. Nunca olvidemos que esta estructura formó parte del golpe de Estado de 2019, coordinando con Luis Fernando Camacho. El pretexto para la movilización de este sector es el control del mercado de la coca yungueña y de la directiva de la propia Adepcoca.

3. En el caso del norte de La Paz, las denominadas cooperativas mineras que se dedican a la explotación del oro, y que en realidad están bajo control de empresarios, que también se aliaron con Camacho y Mesa en el golpe del 2019, pretenden ahora generar un nuevo conflicto con el gobierno de Luis Arce, con el pretexto de exigir respeto a sus ilegales actividades. A esto se pueden sumar cooperativistas mineros de otras regiones (Oruro y Potosí) pretextando demandas de ampliación de sus áreas mineras.

4. Se trata de una articulación planificada para que en Bolivia en este mes de julio y en agosto se genere una convulsión social que debilite al gobierno nacional, agregando a los temas nombrados (tierra, coca y minería) otros como el supuesto descontrol de la pandemia o el problema económico y de empleo.

5. El gobierno del compañero Luis Arce debe entender que lo que está pasando es la rearticulación del fascismo en el país, que está planificando una primera arremetida desestabilizadora desde el epicentro de Santa Cruz, buscando nuevamente activar focos de conflictos en tierras cruceñas y en otras partes del país. Por tanto hay que actuar a la altura de las circunstancias y no subestimar al enemigo. Para esto se debe procesar con todo el peso de la ley a los grupos paramilitares: la Unión Juvenil Cruceñista, los grupos armados que responden a Armin Lluta en Yungas y otros que son financiados por los auríferos en el norte paceño. Estos grupos aún operan en el país impunemente.

6. El fascismo a la cabeza de Camacho va a aprovechar cualquier dubitación y resquicio que deje el gobierno, por lo que instamos al gobierno a enjuiciar por la vía ordinaria, sin otorgar ningún tipo de privilegios y sin vacilaciones a todos los golpistas de noviembre de 2019. Nuevamente lo decimos: con los golpistas no se concilia, con los golpistas no se negocia, con las bancadas (la de Mesa y la de Camacho) de los golpistas en el Parlamento no se transa porque eso equivale a traicionar al pueblo. Se debe enjuiciar por la vía ordinaria a todos ellos, por lo que nuestra consigna seguirá siendo: JUICIO A AÑEZ, MESA Y CAMACHO.

7. Finalmente, a quienes quieren desestabilizar otra vez el país, hay que enfrentarlos de manera unitaria y coordinada entre el gobierno nacional del compañero Luis Arce y los movimientos sociales de Bolivia, encabezados por el Pacto de Unidad y la Central Obrera Boliviana (COB).

Bolivia, 10 de julio de 2021

Comentarios

Entradas populares de este blog

El mapamundi actual miente

Por: Xavier Albó El mapamundi que está y se mantiene en todas nuestras escuelas y unidades educativas es mentiroso y deliberadamente colonizador. Y con ello, tiene efectos mucho más nefastos y generalizados que el reloj dextrógiro que estaba en el Parlamento y que la Cancillería ya ha cambiado por otro levógiro, como sin duda correspondería al hemisferio Sur. Los relojes digitales sin agujas ya no necesitan tal revisión. Cuando el geógrafo Mercator hizo esa proyección bidimensional de una realidad tridimensional y curva a solo dos dimensiones planas, tuvo una gran aceptación porque permitía reducir a planos universales la longitud y latitud con relación al globo terráqueo. Aplicada a niveles muy locales, esa proyección no tiene problemas; pero cuando se lo utiliza para todo el mundo, introduce distorsiones totalmente inaceptables y que, con nuestros actuales conocimientos y tecnologías, ya resultan simplemente mentirosos y neocolonialistas. Resume Eduardo Galeano: “El mapamu

Idiosincrasia e ideología

Por: Félix Tarqui Triguero No son posibles las revoluciones económicas sin las revoluciones culturales porque todos aquellos contenidos que constituyen el fundamento de determinada cosmovisión propia de cada nacionalidad o sociedad pueden ayudar o frenar su avance por ser una manera de pensar de cada agrupación humana, en funcion a su historia y cultura. Así nace la idiosincrasia propia de cada pueblo, sin embargo, se enfrenta a la idiosincrasia forzada o alienante que influye día a día a las grandes masas de la población mundial de manera globalizante, en ese contexto necesitamos ver que Bolivia es un país de molde capitalista y sub desarrollado (empobrecido por la clase dominante que gobernó desde 1825 exceptuando a Antonio José de Sucre, Andrés de Santa C. hasta el 2005), La ideología como el estudio de las ideas es también un proceso de construcción critica, influenciado tan pronto el individuo se encuentra inmerso en las realidades sociales, económicas, culturales

Contexto y análisis de la tesis política de Colquiri

Por: René Zavaleta Mercado Hacia 1952, arrasado el sistema político oligárquico y su propia base económica, prácticamente disuelta la clase de los terratenientes del campo, la burguesía (la que existía como grupo marginal al Superestado minero, es decir, la burguesía tomada en su expresión concreta y no en su contenido histórico) estaba reducida a su expresión mínima y no disponía de perspectivas. Sin embargo, ése fue el momento en que se organizó el moderno Estado burgués boliviano, al cual llamamos por eso Estado del 52 . Se puede decir que en ese momento, porque lo querían conscientemente o porque no tenían otro remedio, todas las clases perseguían fines burgueses, menos la burguesía , que seguía atada a la costumbre de una superestructura derrotada. Pues al no poder fundarse en la propia clase a la que quería servir, el Estado en este caso es anterior a la clase a la que serviría; el Estado abrogaría sin miramientos el germen burgués sobreviviente, crearía su nueva burguesí